En San Benito inician proceso de socialización sobre manejo de residuos solidos

Este lunes en instalaciones del edificio municipal, autoridades del Gobierno Municipal de San Benito, conjuntamente miembros de organizaciones sociales de distintos Distritos y la presencia de personeros técnicos de AguaTuya se reunieron con el propósito de establecer un acuerdo sobre el manejo de residuos sólidos y el cierre del botadero de basura.

 

El Gobierno Autónomo Municipal de San Benito y AguaTuya pretenden suscribir un convenio  interinstitucional para encarar el Proyecto Ambiental Municipal en el marco de las normas y leyes vigentes en Bolivia a fin de iniciar tareas que mitigar los distintos problemas medioambientales existentes en la zona.

La finalidad del proyecto es mejorar la salud de la población del municipio de San Benito, especialmente de los grupos más vulnerables, dijo el alcalde municipal, Gonzalo Orellana Reque.

Los actores sociales y representantes de AguaTuya coincidieron en la necesidad de lograr servicios sostenibles de gestión ambiental (tratamiento de aguas residuales y gestión de residuos sólidos) y reducir la contaminación ambiental, mejorar la calidad de los servicios en el tratamiento de aguas residuales y la gestión de residuos sólidos.

El proyecto Gestión ambiental municipal es el resultado de la incorporación del tema de contaminación ambiental en la Estrategia 2013 - 2016 de la Cooperación Suiza en Bolivia, la cual contribuye a las causas y efectos del cambio climático.

El proyecto se concentra en los temas de gestión de residuos sólidos (GRS) y tratamiento de aguas residuales (TAR) en ciudades intermedias y pequeñas.

Lograr servicios sostenibles de gestión ambiental (tratamiento de aguas residuales y gestión de residuos sólidos) en ciudades intermedias, y reducir la contaminación ambiental.

Efecto 1. Servicios municipales de calidad; Mejorar la calidad de los servicios en el tratamiento de aguas residuales y la gestión de residuos sólidos.

Efecto 2. Compromiso y capacidades sociales: Poblaciones comprometidas y capacitadas en la gestión de sus residuos sólidos y aguas residuales.

El 50% de la población de cobertura aplica al menos dos buenas prácticas de gestión ambiental: no bota basura en las calles, rehúsa o recicla, hace compostaje y utiliza bien el alcantarillado.

Efecto 3. Fortalecimiento de la institucionalidad local: Instituciones locales capaces de brindar servicios de gestión ambiental: servicios públicos de tratamiento de aguas residuales y gestión de residuos sólidos, y servicios especializados como preinversión, operación, mantenimiento y desarrollo de capacidades, entre otros.