Anualmente en San Benito, próximo a la ciudad de Cochabamba, en el mes de junio se celebra la tradicional fiesta de San Pedro y San Pablo, uno de los acontecimientos mas importantes de la región.

Durante tres días, en San Benito de protagoniza una fiesta religiosa que con el transcurrir del tiempo tiende a crecer. Durante los últimos años San Pedro y San Pablo sin venerados por los fieles católicos de la región y otros devotos que llegan desde distintas partes de Bolivia, inclusive de Argentina, Estados Unidos y Europa.

En esta fiesta se desarrollan misas en Honor al Patrono de San Benito, hay procesiones y se desarrolla una gran entrada folklórica con participación de fraternidad del municipio y de otras regiones.

En el mes de junio, en mundo católico se celebra la fiesta del Papa, en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, Apóstoles. Es una jornada para encomendar al Vicario de Cristo Benedicto XVI.

Esta conmemoración "es importante" para la Iglesia, porque se celebra la fiesta del Sumo Pontífice como sucesor de Pedro, elegido como la "roca" sobre la que iba a asentarse la Iglesia, señaló el Secretario General de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) y Obispo Castrense, monseñor Oscar Aparicio.

Pedro es el primer apóstol elegido por Jesús para fundar la Iglesia y "se convierte en el primer sucesor" de Cristo.

San Pablo "unido a la expansión del Evangelio y por eso la palabra dice que Dios es como un espada de doble filo".

"Pedro lleva las llaves", pues Jesús le dijo "yo te daré las llaves del Reino", en tanto que el otro apóstol lleva la espada por el "celo devorador de Pablo para anunciar a Jesús".

Al celebrarse la fiesta de San Pedro y San Pablo se conmemora la institución de los Sucesores de Jesús en el papado, porque "representa el continuador de las enseñanzas de Jesús".